Crónica de Ficzone, Granada Gaming y MeepleFactory

En cuanto abrieron las puertas, se sembró el caos, todo el mundo empezó a correr en distintas direcciones, cada pabellón era la entrada a un nuevo mundo. Eran justo las 10.00h cuando se abrieron las puertas de acceso a taquilla de la Feria de Muestras de Armilla. Centenares de personas habían hecho el esfuerzo de madrugar el sábado para poder viajar y llegado el momento, poder estar encabezando la cola.

Se da pistoletazo de salida, los primeros visitantes pueden entrar al recinto. MARC DÍAZ.

Para esta nueva edición en FERMASA, volvió la Convención de cómic, animación y fantasía, la veterana Ficzone; y por supuesto, también Granada Gaming Festival, el punto de encuentro para todo aficionado a los videojuegos; por último, la nueva incorporación, fue Meeplefactory, el Festival de Juegos de Mesa de Granada.

Cuando la multitud empezó a correr, la mayoría lo hicieron en dirección al Pabellón 2, a Ficzone. Indiscutiblemente ese lugar tenía los aficionados más apasionados, corriendo como si de una maratón se tratase, ataviados con delicados trajes y enormes armas u objetos. Nadie dijo que no se podía hacer cosplay y correr al mismo tiempo. El Pabellón 1, que estaba más cerca de la entrada, era el de Granada Gaming Festival, aunque tardó un poco más, a los pocos minutos había pasado de estar vacío al lleno absoluto. A lo lejos, estaba el tercer pabellón, Meeple Factory. En la zona exterior había carpas para bailar K-Pop, un tatami para practicar judo, una zona para hacer duelos de espada y puestos de comida, muchos y variados, aunque ninguno de ellos muy saludable, pasando del ramen a los gofres con hot dogs.

Independientemente de los gustos de cada uno, cada pabellón disponía de su gran reclamo, ya fuera persona o actividad. Por ejemplo, en Ficzone, en la zona de firmas, estaba el reconocido actor David Bradley, que encarnó al malhumorado Argus Filch en la franquicia Harry Potter o a uno de los personajes más odiados de Juego de Tronos, Walter Frey, el perpetrador de la infame boda roja. El actor británico no fue solo, otras muchas celebridades de distintas disciplinas también estuvieron presentes en los encuentros y sesiones de firmas. Los concursos también fueron el plato fuerte de la jornada: el de talentos, el de cómics, el de cosplay, evidentemente, y hasta uno de K-Pop.

Espacio para la realización de torneos. MARC DÍAZ.

En Granada Gaming Festival, una de las grandes atracciones fue League of Legends, lo cual no debería sorprender a nadie. En vivo se celebró el Circuito Tormenta, un presencial que enfrentó a 16 equipos. Justo al lado de la zona de LOL, que contaba con gradas y escenario, había multitud de mesas y sillas, era la zona asignada para el resto de torneos, de los cuales brillaron los de Brawl Stars, el nuevo juego de Supercell, y los tres torneos de Pokémon Go, que aunque ha decaído, sigue teniendo un gran número de fieles jugadores. El resto del pabellón estaba repleto de actividades, ejemplo de ello fue la Zona Maker, dedicada a robots e impresoras 3D; y Arcan Studios, que impartió distintos cursos que fueron desde la animación 2D manga hasta el 2D del motor de físicas Unity. Estas clases estaban abarrotadas con los visitantes de más corta edad, con algún adulto infiltrado en el grupo, nunca es tarde para empezar, mucho menos para aprender. Tampoco podía faltar a la cita Arctic Gaming, un club de e-sports granadino, que luce con orgullo el contorno de Sierra Nevada en sus diseños. En su stand no faltó la programación variada, un torneo 1vs1 de LOL, un Bingo tradicional y hasta una exhibición de rap que generó un buen número de público. Mientras, sus jugadores competitivos de Brawl Stars, ganaron el torneo del festival.

Entrada al recinto de FERMASA, con Sierra Nevada presente de fondo. MARC DÍAZ.

Por último, Meeple Factory, la cuna del rol. Acudieron a la cita más de 20 editoriales con sus respectivos juegos de mesa, hubo presentaciones, torneos y tanda de firmas, un servicio completo. Tampoco faltaron los juegos de rol, todos ellos con sinopsis suculentas, esperando ser lo suficientemente sugerentes como para poder captar nuevos jugadores a sus filas. La imaginación no tiene límites y por ese motivo hubo diferentes concursos, entre ellos, el de prototipos, la prueba de fuego para medir la creatividad de las diferentes propuestas y una oportunidad de oro para hacer realidad los sueños.

Tres pabellones completamente abarrotados de aficionados, de todas edades, con un porcentaje similar de hombres y mujeres. Todo ellos disfrutando de sus hobbies, sin prejuicios, en un entorno seguro, actividades que no hace tantos años estaban condenadas y asociadas a lo más marginal y que hoy en día gozan de visibilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s