BARCELONA, TIENE ESE NO SÉ QUÉ… (parte 1)

“Ese vientecillo de La Rambla tiene la capacidad de convertir lo más superficial de nuestro organismo en lo más profundo de nuestra existencia”. – Josep Pla

Si desean ver una ciudad que – aunque al principio asusta por su extensión en el plano – aúna armónicamente diferentes estilos arquitectónicos desde la Edad Media a las últimas propuestas de finales del siglo pasado (y lo que es más, conservarla a través del objetivo de sus cámaras), recomiendo sin dudar Barcelona.


Carrer de montalegre, Barcelona.

      Estoy impresionada por el equilibrio existente entre edificaciones de diferentes épocas, pues recuerda a un gigantesco puzzle urbano en el que sus creadores parecen haberse negado a destruir la memoria de quienes les precedieron, agregando nuevas construcciones a las preexistentes.

     Barcelona es especial. Ya sea por su arquitectura modernista, o sus playas, su puerto, sus montañas, el Tibidabo y su topografía, o por su animado y medieval Barrio Gótico, Barcelona no pasará jamás desapercibida para ningún viajero. Barcelona es sin lugar a dudas la ciudad donde converge el pasado, presente y futuro sin distorsionarse. Todo lo contrario, conviven y se nutren del encanto de cada periodo. Es una ciudad contemporánea, pero también antigua; sus callejuelas del barrio gótico son encantadoras, nos recuerda que Barcelona es elegante, vanguardista y propositiva! Me encanta caminar en Rambla Cataluña, esa mezcla de vegetación con edificios bonitos, le da un aire urbano genial. Los parques, plazas, avenidas, playas respiran el aire de distintas generaciones, amalgamándose, sin apuro, con los ritmos de cada uno…bebés en sus coches, adolescentes en rollers, mayores sentados en los innumerables bancos de plazas disfrutando de una charla social.     Existen tantas Barcelonas como gustos de cada una. La del centro, con todos sus comercios lujosos, animados y bulliciosos de gente. La del modernismo con tantas obras arquitectónicas admirables de este estilo catalán. También la Barcelona marítima con su ambiente mediterráneo. La Barcelona Romana con sus ruinas y museo arqueológico.

     Cuando llegas a una ciudad desconocida hay dos opciones de inicio, ir al centro o ir al puerto, en Barcelona las dos son acertadas. Esta ciudad es una de las más maravillosas que haya conocido. Es una ciudad para vivirla pues en cada rincón encuentras algo bonito e interesante (mar, montaña, arquitectura, comida, etc.).


Carrer de montalegre, Barcelona.

Carrer de montalegre.

Esta calle, aunque corta, es muy enigmática. Te transporta a lugares medievales y a una época en la que quisieras haber vivido y contemplar a los transeúntes ocupándose de sus diligencias diarias.      Si eres amante a la fotografía queda de más decir que querrás fotografiarla completa (a mí me paso).

Aquí encontraras diferentes puestos de tiendas de ropa y en especial de comida y definitivamente no te la puedes perder! Aquí te dejo la ubicación por si te animas a visitarla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s